Home / Psicología y Educación / El hombre en busca de sentido

El hombre en busca de sentido

Viktor Frankl, psiquíatra y escritor, y una magnífica obra donde desarrolla y explica la experiencia que lo lleva al descubrimiento de la logoterapia, un tipo de psicoterapia que se apoya en el análisis existencial, haciendo foco en la “voluntad de sentido”. Prisionero durante varios años en los desalmados campos de concentración, llevando a cuestas una gran historia de vida marcada por importantes decisiones que lo llevaron y condujeron a los campos, sintió en carne propia lo que significa una existencia desnuda, desalmada, vacía, vulnerable, carente de sentido. Frankl expone a través de vivencias propias y ajenas las más extremas brutalidades y vejaciones a las que un ser humano puede ser expuesto, y se las ingenia para de alguna manera, intentar comprender esas vivencias, transformar esas experiencias, para encontrar algún sentido, para hallar algún motivo por el cual mantenerse de pie cada día, aceptando que aún en las peores condiciones, la vida merece la pena ser vivida.
Sus relatos resultan impactantes, y sus palabras sorprendentes y sumamente esperanzadoras sobre la capacidad humana de trascender sus dificultades, hallar fortaleza, ponerse de pie, e intentar, como en el caso del relato en cuestión, resignificar de manera positiva una de las atrocidades más grandes que ha padecido nuestra humanidad.
Traducido a más de veinte idiomas, se ha convertido en uno de los libros de mayor influencia en América, es más que un libro recomendable, es un libro de referencia para cualquier lector y para cualquier persona, que tendrá, no una obra bien escrita, sino una experiencia en sus manos de la que aprenderá muchísimo y con la que se emocionará hasta las lágrimas. Es interesante tanto la parte autobiográfica como aquella que dedica a la explicación de su teoría, que, si bien contiene ciertas terminologías complejas, se comprende a la perfección. Plantea en su título un interrogante, que no tiene una sino miles de respuestas, y más que un interrogante que busque ser respondido, busca ser motivador, estar presente, para siempre empujarnos a seguir encontrando, no uno, sino varios sentidos, resignificando nuestras vidas y experiencias.
La vida nos presenta dificultades constantemente, que no merecen ser comparadas y graduadas según sean más o menos graves, mejores o peores; y si bien nos toca vivir múltiples padecimientos, caernos y levantarnos una mil veces, siempre existe algún motivo y un sentido para vivir la vida, soportarlos y avanzar, encontrar fuerzas en los lugares más recónditos de nuestra existencia para seguir adelante, “el que tiene un porqué para vivir, puede soportar casi cualquier como“.

Sobre Bren Zlotolow

Bienvenidos a mi mundo lector, soy una apasionada de los libros. Les comparto mis reseñas y opiniones de lo que voy leyendo y espero poder leer las suyas también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *