Home / Juvenil / Aquí empieza todo

Aquí empieza todo

★★★✩✩
Libby tiene sobrepeso; Jack sufre de prosopagnosia, una enfermedad atípica que le impide reconocer los rostros de las personas a las que conoce. La vida no es, ni ha sido, fácil para ninguno de los dos, y a pesar de que empiezan su relación con el pie izquierdo, de a poco, la vida de ambos se irá haciendo más amena a medida que pasen más tiempo juntos. Es una novela sobre abuso escolar, bullying, la superación, dramas adolescentes y romance que transmite un fuerte mensaje y que refuerza una idea que nadie debería de poner en tela de juicio, uno es más allá de como se ve, y es aquello que no se logra ver a simple vista y que trasciende nuestra apariencia lo que nos define y nos vuelve únicos.
La novela está contada por ambos personajes y se lee muy rápido porque tiene capítulos sumamente breves y una prosa sencilla y llevadera. Libby es un personaje que me fascinó porque se aleja de muchos clichés, y nos muestra una personalidad valiente, fuerte, inteligente y sensata para la edad que tiene. Me encantó como la autora construyó este personaje y me sorprendió porque no esperaba ese carácter, que, sin dudas, le imprimió al libro otro color. Esto mismo sentí de la relación entre Jack y su hermano Dusty que, creo, es una pequeña perla dentro de esta novela, que le aportó muchísima ternura y emoción. A pesar de ser una novela más juvenil de lo que esperaba, es un libro que enseña muchas cosas y del que me quedo con detalles que hacen de haberlo leído una experiencia mucho más rica y trascendente.
Sin embargo, hubo momentos que me dejaron con sabor a poco, hay ciertos temas/episodios de los que esperaba mucho más desarrollo porque los veía como momentos importantes en la trama que merecían una profundidad mayor que, en un libro de 500 páginas, tranquilamente podrían haber tenido. Es extenso, y por la manera en que está escrito hay ciertas partes donde sentí que al libro le sobraban páginas, y si bien lo estaba leyendo muy rápidamente, era más por su formato y estilo que por el enganche que me generó.
A pesar de estar cargada de ciertos clichés, tiene una cuota de humor que disfruté encontrar porque habla de cómo estos dos adolescentes enfrentan sus problemas, y es un buen mensaje para un libro que está orientado a los jóvenes. Considero que es una buena opción para chicos de entre 12 y 17 años, un libro sano del que mucho se puede aprender.
Frase favorita: “Decido que estoy ante una página en blanco. Aquí empieza todo”

Sobre Bren Zlotolow

Bienvenidos a mi mundo lector, soy una apasionada de los libros. Les comparto mis reseñas y opiniones de lo que voy leyendo y espero poder leer las suyas también

Más contenido

8 lugares que me recuerdan a tí

★★✩✩✩ Santiago es un adolescente que descree absolutamente del amor hasta que conoce a Valentina …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *