400 días

400 días es una gran historia de amor, no una, sino varias historias entrelazadas en un mismo relato, amor de pareja, entre amigos, amor hacia la familia y amor hacia uno mismo. Una historia de esas que se ven en las novelas, y que en igual o mayor magnitud suceden en la vida real. Cecilia, Gaspar y Laura son los tres protagonistas de una historia que, identifica al lector con sus personajes, ya sea con todos o con algunos de ellos. Cecilia y Gaspar tienen, por esas mágicas casualidades del destino, un encuentro fortuito que perturbará la vida de ambos. Una conexión nunca antes sentida, una atracción desenfrenada, y un deseo apasionado por conocerse y pasar tiempo juntos los llevará a un encuentro que durará 400 días. 400 días durante los cuales pasarán por todos los estados emocionales que, un encuentro de este tipo en adultos que tienen una vida y familia armada, puede ocasionar. Laura será esa amiga, ese tercero ajeno a los protagonistas principales, que prestará su oído para escuchar, aconsejar y será quien, a través de diálogos de un contenido sumamente rico, permitirá ir desentrañando el desenlace de esta obra.
Una historia de gente común, una historia de entre casa, narrada desde dos puntos de vista, que me resultó muy interesante. Una novela diferente, que pone sobre la mesa discusiones, preguntas y reflexiones que, ya sea con una pareja o en una mesa de café con amigos, en algún momento se hacen presente en diálogos cotidianos. La culpa, el desconcierto, el dejarse llevar, el debate entre el corazón y la razón, el quiebre de las estructuras, entre tantos otras, son temáticas que, en conversaciones en silencio, por carta, por email y en persona se desarrollan en este libro.
Lo recomiendo muchísimo porque es de esos libros fluidos, fáciles de leer, que enganchan, que vuelven apasionante la lectura, abren debates, nos despiertan emociones, y por sobre todas las cosas, porque tiene un final de esos que nos dejan pensando sin pasar desapercibido. Personalmente, no estaba convencido respecto a cómo quería que terminará, y fue ese desconcierto un elemento y condimento adicional que agregó una chispa especial a su lectura.
Me gusta creer en las segundas oportunidades, en la idea de que, si no es en esta vida, o en la que sigue, Cecilia y Gaspar, vos y yo, en algún momento, en algún lugar, nos volveremos a encontrar…”. Un amor que llega para romper con todas las estructuras, dos autores que llegan para instalarse en el mundo de la literatura romántica.

Sobre Bren Zlotolow

Bienvenidos a mi mundo lector, soy una apasionada de los libros. Les comparto mis reseñas y opiniones de lo que voy leyendo y espero poder leer las suyas también

Más contenido

El tejado de enfrente

El tejado de enfrente es una novela contemporánea atravesada por la amistad, la cotidianeidad, las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *